#LOE vs #LOMCE: sobre Disposiciones Generales y otros mundos de Yupi

Leyes-de-educación

Cuando se realiza una reforma educativa siempre, y digo siempre, se hace -o eso es lo que dicen y todos confiamos en que sea verdad- intentando mejorar el nivel educativo español (1). Si leemos y analizamos el Preámbulo y las Disposiciones Generales de las dos leyes orgánicas que nos ocupan no podemos más que agachar la cabeza (2) y dar la razón. En ambas, se pone de manifiesto la necesidad de dotar a la sociedad de una educación plural, que responda a la necesidades de la misma, que ofrezca un futuro profesional a los jóvenes que influirá directamente en la mejora de la sociedad española en general, disminuir el fracaso y abandono escolar, aumentar el porcentaje de jóvenes con estudios profesionales superiores y, en definitiva, hacer de la educación la herramienta principal de “la que depende tanto el bienestar individual como el colectivo” (LOE).

El avance de España en lo que a educación se refiere en los últimos casi 50 años ha sido increíble. Eso no lo podemos negar. Hemos conseguido tener un Sistema Público de Educación que ha dado acceso a la misma no sólo a la parte elitista de la sociedad (3). La concepción de la educación como “servicio público” (LOE) ha sido la base de una sociedad democrática, libre y crítica.

Una vez puestos en situación, voy a dejaros los porqués de ambas reformas educativas:

LOE

  • Una buena educación es la mayor riqueza y el principal recurso de un país y sus ciudadanos.
  • El servicio público de la educación debe hacer que la educación escolar sea asequible a todos, sin distinción de ninguna clase, en condiciones de igualdad de oportunidades, con garantías de regularidad y continuidad y adaptada progresivamente a los cambios sociales.
  • PRINCIPIOS FUNDAMENTALES DE ESTA LEY: 1) la exigencia de proporcionar una educación de calidad a todos los ciudadanos de ambos sexos en todos los niveles educativos. El objetivo de mejorar los resultados y reducir las todavía elevadas tasas de terminación de educación básica sin titulación y de abandono temprano de los estudios. 2) La necesidad de que todos los componentes de la comunidad educativa colaboren para conseguir dicho objetivo. 3) El compromiso decidido con los objetivos educativos plateados por la Unión Europea.
  • El principio del Esfuerzo Compartido.
  • La obligación de reconocer cierto espacio de autonomía a los centros para poder ejercer una educación de calidad que responda a las características de su alumnado.
  • La ley se asienta en la convicción de que la reformas educativas deben ser continuas y paulatinas, y que el papel de los legisladores y de los responsables de la educación no es otro que el de favorecer la mejorar continua y progresiva de la educación que reciben los ciudadanos.

LOMCE

  • Todas las personas jóvenes tienen talento. Nuestras personas y sus talentos son lo más valioso que tenemos como país.
  • La educación es el motor que promueve el bienestar de un país.
  • El nivel educativo de los ciudadanos determina su capacidad de competir con éxito.
  • La creación de las condiciones necesarias para permitir al alumnado su pleno desarrollo.
  • Equidad y calidad: no es posible un sistema educativo de calidad en el que no sea de prioridad eliminar cualquier atisbo de desigualdad.
  • El principio de “el esfuerzo y la recompensa”.
  • Es necesario adquirir desde edades tempranas competencias transversales como el pensamiento crítico.
  • PRINCIPALES OBJETIVOS: reducir la tasa de abandono escolar, mejorar los resultados educativos de acuerdo con criterios internacionales, mejorar la empleabilidad y estimular el espíritu emprendedor. La necesidad de que cada centro pueda marcar cuáles son sus fortalezas y las necesidades de su entorno (mayor autonomía).

Todo lo que habéis leído hasta ahora es un fiel resumen de las disposiciones generales de ambas leyes. Ahora es cuando viene el análisis personal de ésta que os escribe. Vayamos por puntos:

  1. Al leer detenidamente ambos preámbulos y disposiciones no he encontrado una sola afirmación, idea u objetivo que no tenga razón de ser. Con todos ellos me siento identificada y todos ellos sigo buscando a día de hoy. Tan triste como cierto. Vuelvo a repetir que el avance histórico de España en educación es tangible, cualitativo y cuantitativo pero eso no significa que en el momento en el que nos encontramos el trabajo esté hecho, ni tan siquiera bien hecho.
  2. No deja de sorprenderme que en ambas leyes orgánicas se haga referencia una y otra vez al famoso recurso de una educación de calidad, aquélla que todavía no hemos alcanzado y que, realmente, no deberíamos alcanzar. La calidad no debe ser un objetivo en educación, debe ser una constante. Y para ello se hace indispensable la evaluación continua de todos y cada uno de los componentes, procesos y servicios de la comunidad educativa. Y no se hace. Nos centramos en preparar a nuestros alumnos, aquéllos que deben mantener a flote este país en un futuro no muy lejano, para que queden bien en los famosos Informes PISA. Si realmente han aprendido algo útil o no…
  3. Es curioso ver cómo en ambas leyes se hace referencia a la Unión Europea. En la primera, la que todavía está vigente, se hace un pequeño apunte a los objetivos educativos marcados por la misma. En la LOMCE es realmente alarmante las referencias constantes a las exigencias en educación de Europa y la necesidad imperiosa de alcanzar los objetivos que nos han marcado para Europa 2020. Tanto es así, que me deja la sensación de que esta reforma educativa no se está realizando porque verdaderamente en España hace falta un cambio drástico en educación, sino porque nos están obligando. ¿Se reforma para llegar bien a Europa 2020 (4) y no por necesidad? Es una pregunta que me corroe. Porque de confirmarse, esto sería “pan pa hoy y hambre pa mañana” que se dice por mi tierra.
  4. Otro aspecto de la LOMCE que me llama bastante la atención es la referencia a la tecnología. Bonita referencia si existiesen recursos en las aulas para ello. Decirlo y no ofrecer las herramientas no favorece su desarrollo, conste. El arte de magia es para los libros ciencia ficción.
  5. “Los alumnos y alumnas CON MOTIVACIÓN podrán así acceder, de acuerdo con su capacidad, a los recursos educativos que ofrecen ya muchas instituciones en los planos nacional e internacional” ¿Los alumnos con motivación? ¿No se supone que debemos conseguir una motivación constante en nuestros alumnos que los lleve a un aprendizaje a lo largo de toda la vida? ¿No es la motivación la base de cualquier construcción del aprendizaje?
  6. “Esta ley adquirirá pleno sentido con el desarrollo de una futura ley sobre la función docente” ¡¡Futura!! es decir, que id haciendo lo que podáis que ya después vemos. ¿Cómo puede definirse el papel de los docentes en una reforma educativa después de implantar dicha reforma?
  7. No deja de ser difícil de aceptar y bastante triste que ciertos objetivos de la LOE que nació en 2006 sean los mismos , e incluso más imperiosos, en la LOMCE que se implantará en 2014. Ocho años después, no sólo hemos mantenido el fracaso y abandono escolar sino que ha aumentado, estamos a la cola de esos famosos informes que tanto gustan y los servicios, fondos humanos y económicos de los centros han disminuido considerablemente.

Definitivamente, tal y como se deja entrever en el título del post, que la educación española necesita un cambio es algo en el que creo que todos estaríamos de acuerdo. El problema, para mí, viene cuando dicho cambio se hace por obligación y no por necesidad. No se puede afirmar que la educación es la base y el futuro de la sociedad y preocuparte de alcanzar la tasas de abandono escolar y universitarios que te están exigiendo. O al menos, no únicamente. El problema no es cómo se enseña, el problema es qué y para qué. Mientras esto no cambie, podemos modificar todo lo que queramos que el contenido, ése que estamos viendo que no funciona, seguirá siendo el mismo.

 

(1) Otra cosa es que lo consigan,evidentemente.

(2) No tengo muy claro si somos nosotros los que debemos agachar la cabeza, pero bueno.

(3) Lo único malo es que nos preocupamos demasiado de escolarizar y no tanto de qué había que enseñar.

(4) Una tasa de abandono escolar del 10% máximo y un 40% de la población de entre 30/34 años que finalice la enseñanza superior.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>